CAMBIAR A INGLÉS

La liquidación es una indemnización que se debe otorgar a todo trabajador que pierde su empleo por parte de la compañía.

¿Cuándo aplica la liquidación por despido?

La liquidación laboral es una compensación económica que se debe otorgar a todo trabajador que pierde su empleo por parte de la compañía, siempre que las causas de la extinción de la relación de trabajo sean ajenas a este o a su desempeño.

Todos sabemos que el despido no es una situación agradable, ya que representa el fin de una relación laboral entre un colaborador y una compañía. Para ambas partes hay consecuencias: el colaborador pierde su trabajo y con ello todas sus prestaciones; el empleador debe asumir sus obligaciones, entre ellas, la liquidación por despido injustificado como lo marca la Ley Federal del Trabajo (LFT).

Ojo: cuando la razón del despido sea por más de tres faltas en un mes sin justificación, por entregar documentación falsa o por falsificar certificados de habilidades laborales, no te corresponde una indemnización, ya que el artículo 47 de la Ley Federal del Trabajo estipula que estas causas sí justifican un despido. 

¿Cuándo aplica el pago de tu liquidación? 

Existen causas por las cuales tu compañía te debe otorgar el pago de la liquidación por despido y son: 

  1. Rescisión de tu contrato por motivos que no tienen que ver con tu desempeño (por ejemplo: reestructura de un área, el cierre de la empresa, o la desaparición de un puesto).
  2. Se haya cometido una falta grave cometida por la empresa, de acuerdo con el Artículo 51 de la LFT, entre las que se cuentan la reducción de tu salario (fracción IV) o que se te exija realizar actos, conductas o comportamientos que menoscaben o atenten contra tu dignidad (fracción IX), la cual te haya orillado a renunciar.

¿De qué se compone una liquidación por despido ?

Está compuesta por el pago de los siguientes conceptos: 

  • 3 meses de salario por indemnización. 
  • 20 días de sueldo por cada año trabajado.
  • Prima de antigüedad equivalente a 12 días de salario por cada año trabajado. 
  • Pago de partes proporcionales de aguinaldo.
  • Vacaciones y prima vacacional.

Los despidos y las renuncias son situaciones que ceden en todas las empresas y que suelen darse con cierta regularidad. Desde el departamento de Recursos Humanos se debe mantener actualizada la información de estas incidencias de nómina. Es clave conocer lo que dicta la ley en cuanto a la rescisión de un contrato laboral y entender cuándo aplica una liquidación o un finiquito. 

Si deseas conocer más sobre la Ley Federal del Trabajo, da click aquí.

 

¡En BOP Payroll contamos con expertos que te pueden asesorar en éste u otro procedimiento fiscal, contáctanos aquí!

BLOGS RELACIONADOS